Categorías
Vino

Conservar el vino con la botella tumbada ¿Por qué?

botellero antiguo vino

Si tenemos en cuenta el artículo de cómo detectar cuándo un vino está picado podemos rápidamente darnos cuenta de que el oxigeno es el máximo enemigo en la buena conservación del vino y que el cuello de la botella es la única parte por la que podría entrar el oxígeno en contacto con el vino.

Es aquí donde cobra importancia el corcho y el mantener las botellas tumbadas para su correcta conservación. ¿Por qué?

Porque si mantenemos la botella tumbada el vino estará en contacto con el corcho  natural y el corcho natural se mantendrá expandido por la humedad sellando de la manera más perfecta posible el pequeño espacio existente entre el cristal del cuello de la botella y el corcho y evitando así el paso del oxígeno.

Si por el contrario mantenemos la botella de pie, el corcho natural estará seco y no todo lo expandido que pudiera estar, permitiendo el paso del oxígeno y el picado del vino.

Por la contra, en los vinos jóvenes, se utilizan habitualmente corchos de silicona que no se expanden con la humedad, pero que permiten un aislamiento casi completo evitando el total paso del oxígeno.

Como podéis ver en el mundo del vino todo tiene sentido y está relacionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *