Archivo de la etiqueta: reserva

Normativa para el envejecimiento en barrica de vinos de Rioja

Crianza y envejecimiento en barrica de roble

Por todos es conocido que para la crianza de un vino de Rioja es habitual introducirlo en una barrica de madera, siendo el roble el único tipo de madera permitido dentro de la DOC Rioja para la elaboración de sus vinos.

Queda expresamente recogida en la normativa del consejo regulador que:

No se podrán utilizar trozos de madera de roble en la elaboración y la crianza de vinos, inclusive en la fermentación de uvas frescas y mostos de uva, así como en el almacenamiento, de los vinos protegidos por la denominación.

Se indica también que la barrica de roble, debe de tener un tamaño aproximado de 225 litros. Y aunque no se limita la procedencia de la madera de la barrica, suele ser lo habitual utilizar roble francés, americano, húngaro o incluso riojano.

La utilización de un tipo de madera u otra influirá en la crianza o fermentación de los vinos generará también unos matices diferentes en el vino (oxigenación variable según el poro de la madera, tostado, aromas…).

El consejo regulador también indica el periodo que deben de pasar los vinos en barrica para que se puedan etiquetar como fermentados en barrica, crianza, reserva o gran reserva.

Los periodos son los siguientes:

  • Fermentado en barrica: Solo para vinos blancos y rosados con una permanencia mínima de un mes en barrica.
  • Crianza: Se efectuará durante, al menos, dos años naturales en el caso de los vinos tintos, y de dieciocho meses en el caso de los vinos blancos y rosados. De ese tiempo, al menos uno, sin interrupción, deberá de ser en barrica de roble para los tintos y seis meses para los blancos y rosados, completando el envejecimiento en botella.
  • Reserva: Para vinos tintos un envejecimiento en barrica de roble y botella durante un período total de treinta y seis meses, con una duración mínima de crianza en barrica de roble de doce meses, seguida con un envejecimiento mínimo en botella de seis meses. Para vinos blancos y rosados se realizará un envejecimiento en barrica de roble y botella durante un período total de veinticuatro meses, con una duración mínima de crianza en barrica de roble de seis meses.
  • Gran Reserva: Para vinos tintos un envejecimiento en barrica de roble y botella durante un período total de sesenta meses, como mínimo, con una duración mínima en barrica de roble de veinticuatro meses seguida de un envejecimiento mínimo en botella de veinticuatro meses. Para vinos blancos y rosados se realizará un envejecimiento entre barrica y botella de cuarenta y ocho meses, siendo el periodo de barrica de un mínimo de seis meses.

Como puedes ver, dentro del consejo regulador de Rioja, en cuanto al envejecimiento en barrica, no se dejan parámetros al azar. Ahora conoces un poco más la exigencia en cuanto a mínimos en lo que respecta a la crianza de un vino de Rioja, pero será el enólogo de la bodega el que «juegue» con estos tiempos y con las diferentes añadas para hacer un vino que represente a la bodega.