La vela para bajar al calado de las bodegas cuando está fermentando

Seguro que ya has leído los anteriores post en los que diferenciábamos la fermentación alcohólica de la láctica y seguro también que te has quedado asustado por lo peligroso que puede ser el tufo en las bodegas cuando el mosto está realizando la fermentación alcohólica.

El truco de la vela, es un saber extendido en todos los pueblos vinícolas, ya que como todos sabéis las altas concentraciones de tufo/Co2 que se generan en las bodegas puede ser peligrosa para la vida.

Para evitar morir en una bodega por inhalar C02 una muy buena idea es descender al calado con una vela encendida y llevarla a la menor altura posible (Siempre por debajo de nuestra nariz o boca). Como los calados son subterráneos, la vela nos indicará cuándo la concentración de CO2 en el aire es tan elevada que no se puede realizar la combustión apagándose y será la señal para parar ahí y subir hacia arriba.

Como veis, este saber popular es igual de práctico que el mejor de los detectores de Co2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *