Cómo detectar cuándo un vino está «picado»

vino picado

Uno de los defectos más graves que podemos encontrar en una botella de vino es que el vino esté picado.

Será difícil encontrar este defecto en una botella recién descorchada, y mucho más habitual encontrarlo en una botella abierta desde hace más de 2 días que no se ha conservado correctamente.

El picado del vino no es otra cosa que el comienzo del «avinagramiento», es decir, el comienzo de una fermentación acética que transforma el alcohol en ácido acético. Este es el paso para convertir vino en vinagre.

La causa principal para que este picado exista es el contacto del vino con el oxígeno, sin oxígeno es imposible esta fermentación. Por lo tanto, en botellas abiertas es mucho más fácil que ocurra esto que en botellas sin abrir, aunque también es posible que el corcho de una botella sin abrir esté en malas condiciones y haya dejado entrar el oxígeno al interior, así se generaría el picado del vino.

Aunque la causa principal es el oxígeno, el calor ayudará mucho para que un vino comience a picarse.  Es recomendable no conservarlo a temperaturas superiores a los 15 grados aprox.

Aunque lo habitual es que este picado se haya producido en la botella, también podría ser que el vino estuviese malo antes de embotellarlo (No suele ocurrir ya que la bodega tendría un gran problema aquí si no controla la calidad de sus vinos). Se ha podido picar si no se han realizado los rellenos adecuados en la fase de crianza, si no se han utilizado depósitos de vacío, si existía una higiene inadecuada…

¿Cómo evitamos que un vino se nos pique?

Deberemos de utilizar tapones de vacío y conservar el vino refrigerado (Lo sacamos un poco antes de beberlo a que se aclimate)

¿Cómo sabemos si está picado?

  • A la vista si es un blanco, clarete o rosado lo veremos más oscuro cobrizo porque se habrá oxidado
  • Cuando llevamos el vino a la nariz sentiremos el olor a vinagre y a alcohol (mayor o menor si está comenzando a picarse o está totalmente perdido…).
  • En boca detectaremos que no sabe a vino, sino a alcohol puro y a toques avinagrados. Habrá perdido todo su estructura y cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *